Ermita troglodita de Sant Miquel de la Roca - Pla de l'Estany

24.3.17

En la población de Crespià que está a unos 10 km de Banyoles y 16 Km de Besalú (que podéis aprovechar para visitar), encontramos este Santuario semirupestre excavado dentro de una Roca ,sobre el río Fluviá

¿Como podemos llegar a la Ermita de Sant Miquel de la Roca?
Desde Barcelona por la AP-7 dirección Girona, salimos en la S-6 dirección Banyoles. Nos incorporamos a la C-66 unos 14 Km hasta enlazar con la GIP-5121 en dirección Figueres/Esponellà/Fontcoberta hasta la población de Crespià.





Distancia: 3 Km (ida y vuelta)
Dificultad: fácil
Duración : 1:00 horas (con paradas) 

A la entrada del pueblo, giramos a mano izquierda siguiendo los indicadores que encontramos de Sant Miquel de la Roca.
Pasamos por la Plaza Mayor justo al lado de la Plaça del Pi, donde se encuentra la Iglesia Santa Eulalia, que cuando nosotros estuvimos, hacían la fiesta de la miel con diferentes actividades.




A los pocos metros encontramos otro indicador a seguir, por una pista sin asfaltar durante 1.3 Km 


y justo al lado de unos campos encontramos otro indicador (en este momento estaba en el suelo) y continuamos el sendero que sale a mano izquierda que nos conducirá hasta la ermita.


Primeros pasamos por las ruinas de San Bartolomeu del Portillo que actualmente solo se conservan unos muros.





Vamos descendiendo y vemos a nuestros pies, una bonita vista de la presa donde se encuentra la Central eléctrica,  continuamos hasta llegar a la Ermita de Sant Miquel de la Roca. 



Para acceder a su interior tenemos que subir por una escalera de hierro.


Sant Miquel de la Roca es un santuario semirupestre. La cavidad natural fue modificada y ampliada artificialmente. Posiblemente, el santuario tiene unos orígenes eremíticos. Se ha especulado sobre la posibilidad que durante un tiempo hubiera una comunidad, pero no hay noticias seguras al respecto. Desde la primera mitad del siglo XV, Sant Miquel ya estaba en decadencia. En el interior se pueden distinguir dos naves y un arco gótico. Hubo planta y piso, pues todavía se ven los encajes de las vigas. En la parte rocosa (a levante y en la nave meridional) hay una concavidad que podía tener las funciones de capilla rupestre. Posiblemente hubo un altar. Una cisterna, ubicada en la nave meridional, proveía de agua a todo el habitáculo mediante un sistema de cañerías. Podemos considerar todo el conjunto como una obra de época gótica, quizás del fin del XIII, o ya del XIV.

Destalles del interior de la Ermita 









Deshacemos el camino hecho hasta llegar de nuevo al coche



Vista de la Ermita desde la Central Electrica


Ver track

Hasta la próxima!!!
Ramón & Dolores


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

0 Comentarios

Blogs que seguimos